La violencia conyugal

LA VIOLENCIA CONYUGAL,
¿DE QUÉ SE TRATA REALMENTE?

La violencia conyugal es un medio de control ejercido la mayoría de las veces por un hombre sobre su pareja. Permite al agresor obtener una ventaja sin tener en consideración los derechos y necesidades de su víctima. Sus posibles manifestaciones tienden generalmente a agravarse, desde palabras y gestos más sutiles, hasta agresiones graves e incluso homicidios. No se trata de un hecho aislado, sino de una serie de hechos que forman parte del ciclo de violencia. Sus consecuencias repercuten en sus víctimas, las mujeres y los niños, tanto a nivel físico como psicológico, familiar y social. La dominación siempre proviene de la persona que quiere tomar el control, mientras que la otra intenta defenderse y protegerse.

LAS DIFERENTES FORMAS
DE VIOLENCIA CONYUGAL
es

  • La violencia verbal

    La violencia verbal se hace escuchar. Voz alta, gritos, alaridos. A menudo un hombre violento levanta la voz para intimidar o amenazar a su pareja. La violencia verbal puede también tomar la forma de prohibiciones, chantajes y órdenes.

  • La violencia psicológica

    La violencia psicológica comprende una serie de actitudes y comentarios despectivos y humillantes. El hombre denigra la capacidad intelectual, la apariencia y las habilidades de crianza de la mujer.

  • La violencia física

    No siempre el hombre recurre a la violencia física para mantener el poder sobre la mujer. La violencia física se expresa con golpes, brutalidad o coerción física: sacudones, bofetadas, secuestro, golpes en el vientre a pesar del embarazo, golpes con objetos, etc.

  • La violencia sexual

    La violencia sexual es quizás la más difícil de reconocer e identificar.

    Se traduce por la obligación de tener relaciones sexuales sin consentimiento. Durante el acto sexual, sin que la mujer lo desee, puede que el hombre la ate, la insulte, etc. o que la obligue a vestirse de determinada manera o a mirar pornografía. La violencia sexual también puede abarcar un aspecto psicológico. El hombre puede intimidarla o humillarla comparándola con otras mujeres, acosarla o amenazarla.

  • La violencia económica

    La violencia económica se manifiesta en el control sobre la elección del trabajo o del estudio de la mujer, cuando el hombre limita el gasto y niega a la mujer el acceso a los recursos financieros.

Quick exit Clear Private Data